La violencia, protagonista también en la quinta jornada de protestas en Cataluña