Erick y Sigri, dos pelazos para la legión: “Choca ese puño”