Una broma de Matías saca a la luz la fobia de Paul: “Los pies me dan mucho repelús”