Un besazo de vampiro y una cobra: “No sé si tímida o temida”