La financiación de la OMS: Estados Unidos y Bill Gates, los principales donantes