El sobrecogedor llanto de una pareja que ha perdido su casa y su modo de trabajo en La Palma: "No tenemos ya ganas de nada"