Una familia se anima a adoptar a Tucco, el galgo que fue abandonado dos veces seguidas