Un bebé es consolado por la figura de un brazo fantasma que lo acaricia