Una mujer de Vallecas entra en su casa, destrozada por los okupas