Una nube de dióxido de azufre del volcán de La Palma llegará mañana a la península: un experto lo explica