Joaquín Prat se posiciona con los vecinos de Setefilla que protestan por la instalación de una depuradora de aguas fecales: “La mierda huele a mierda”