Joaquín Prat, indignado porque ahora las embarazadas sí deben vacunarse: “Esto es la ceremonia del desconcierto”