Marc tiene que elegir entre comer o pagar la luz: "No puedo poner ni el ventilador y vivo en un piso alto"