Santana amenaza con abandonar el trono de Marina... pero cambia de opinión