Marina no acepta el órdago de Santana y le da a Alai la cita sin testigos