Un criminólogo explica el papel que juegan las botellas de oxígeno en el caso de las niñas de Tenerife