Silvia se traga el chicle de los nervios: “Soy rara, soy de Cataluña”