Lo que puede cambiar una cita: del rechazo absoluto inicial, a darse una segunda oportunidad