La próxima cita de Eva y Borja podría ser en Auschwitz: "Estoy harta de la playa"