Sarah y Gonzalo se toman a cachondeo su total incompatibilidad: “No entiendo cómo nos han puesto juntos”