El jugo gástrico le juega una mala pasada a Pablo en ‘First Dates’: “He soltado un perdigón sin querer”