Los nervios dejan a Diego en blanco: “No me acuerdo de nada”