La fantasía erótica de Álvaro: “Mi sueño sería hacer el amor mientras me como una pizza”