Las musas llaman a la puerta de Flowery y recibe a su cita con poesía: “Dormiré tranquilo por haberte conocido”