Ni adelgaza, ni blanquea los dientes ni es buena mascarilla: los expertos desmitifican al carbón activado