El problema del paro juvenil en España: es el más alto de la Unión Europea, con un 32% en menores de 25 años