La COVID persistente, la lucha de hasta el 40 por ciento de los contagiados