Chiringuitos y playas llenas en Barcelona, a pesar de las recomendaciones de Sanidad