La soledad, la dura realidad de los ancianos: el 22% de nuestros mayores necesitan compañía