La comarca de Segrià, en Lleida, confinada por el aumento de casos de coronavirus