La menor agredida brutalmente en Igualada pierde el oído izquierdo por la fractura craneal