Angustia en el Mediterráneo: el barco Alán Kurdi ha atracado en un puerto seguro, el Open Arms, a la espera