Manu Larajarin, zarandeado en el mismo lugar que la reportera Ana Francisco