Joaquín Prat, a una vecina que denuncia a un sanitario al que traen comida: “¿Tiene que morirse de hambre?”