Sanitarios y cajeras, rechazados por sus propios vecinos: “Os pedimos que os vayáis a otra vivienda”