Se complica la investigación para Alec Baldwin: el arma que utilizó era real y se hacían prácticas de tiro en pleno rodaje