Siete semanas de la erupción del volcán de La Palma: no se contempla un final a corto plazo