Los turistas aprovechan el puente para visitar el volcán de La Palma: se esperan 10.000 visitantes