El volcán de La Palma ha escupido ya 100.000 millones de litros de lava: se llenarían unas 25.000 piscinas