Silvia, una víctima de violencia de género que reclama un perro de protección: "Pido no morir"