Objetivo: salvar el verano y evitar una quinta ola con una incidencia acumulada rozando los 200 casos