Acaba el estado de alarma pero comienza el lío judicial: las restricciones en cada comunidad