Miedo a las aglomeraciones tras el final del toque de queda: Barcelona y Madrid refuerzan su seguridad