200 militares británicos ayudarán con el reparto de combustible a las gasolineras de Reino Unido