Los diputados comienzan la decimocuarta legislatura a empujones por un sitio en el hemiciclo