La variante ómicron arruina la Navidad y Cataluña toma medidas: cierre de ocio nocturno, limitación de aforos y toque de queda