Andalucía ha prohibido a sus sanitarios que hablen del coronavirus en los medios de comunicación