El relato de una enfermera que lucha contra el coronavirus: “Algún día lloraremos bonito”