Iker Jiménez, muy crítico con los “algoritmos que nos manejan”: “El nuevo campo de guerra psicológica son las redes sociales”