Ricos, pero las multas molestan igual